– Tecnología: nuestra inversión en plataforma web, de gestión y de atención al cliente cubre las diferencias entre la asesoría física y la online, evitando gastos innecesarios y pudiendo ofrecer precios inferiores

– Tarifa plana: salvo los gastos de notario y Registro Mercantil ajenos a nuestro servicio, nuestros honorarios son inamovibles, incluyendo los libros y depósito de cuentas (generalmente el resto de asesorías lo cobran aparte)

– Accesibilidad: el cliente puede acceder a todos los documentos las 24 horas

– Personal: los asesores nos encontramos en continua formación, atendiendo de manera individualizada.